Pages

10 de noviembre de 2011

Recorremos Montevideo: Entre el pasado y el presente

Montevideo es la capital de la República Oriental del Uruguay y la región más visitada del país.

Está situada a orillas del Río de la Plata y posee una superficie de 530 kilómetros cuadrados y una población de 1.330.405 habitantes. Es la capital más joven de América Latina debido a que fue fundada entre los años 1724 y 1730 por el Gobernador de Buenos Aires, Don Bruno Mauricio de Zabala. Nació por razones estratégicas de la Corona Española, que buscaba consolidar allí la segunda plaza fuerte de América (la primera fue Cartagena de Indias).

La ciudad posee el encanto de la modernidad y el progreso, así como también la bohemia y la historia que pueden apreciarse a lo largo de sus calles. Con un clima moderado templado, sin fríos ni calores intensos, presenta numerosas alternativas de paseos, excursiones, lugares de entretenimiento y gran variedad de espectáculos.
Plaza Independencia
Uno de los paseos más bellos para realizar en Montevideo es la Ciudad Vieja, el casco histórico de Montevideo. Allí se encuentran las construcciones coloniales más bellas y pintorescas: la catedral metropolitana, el Cabildo, el Teatro Solís y varios museos.
Puerta de la Ciudadela

Hasta el año 1829 el casco histórico estaba rodeado por una muralla, con fines de defensa y protección ante posibles invasiones.
Donde comienza la Peatonal Sarandi vamos a encontrarnos con el emblema de la ciudad, la famosa Puerta de la Ciudadela, que es el único vestigio de lo que fue la muralla completa.

La Plaza Independencia  esta situada entre la Ciudad Vieja y la zona Centro, la que anteriormente se conocía como la Ciudad Nueva.
Frente a esta plaza se destaca un imponente edificio de estilo italiano, el Palacio Salvo.
Durante 7 años fue el edificio más alto de Sudamérica hasta que los argentinos levantaron el Kavanagh en Buenos Aires.
Un dato interesante es que en la Ciudad de buenos Aires se encuentra el gemelo de este edificio, que fue diseñado por el mismo arquitecto aunque de menor altura. Su nombre, Palacio Barolo.

En la parte sur de la plaza se encuentra la sede del poder ejecutivo, su edificación es conocida como la Torre Ejecutiva.

Otra de las cosas que se debe recorrer en Montevideo son sus Ramblas, que sería la costanera para nosotros.
Palacio Salvo


Mercado del Puerto
El Mercado del Puerto es un mercado como los de antes, de arquitectura inglesa. Se encuentra ubicado a pocos metros del Puerto de Montevideo.
Allí vamos a poder degustar de una autentica parrilla uruguaya, destacándose  los matambres, chotos (chinchulines trenzados), pamplonas rellenas y otras delicias que en esta parte del mundo son moneda corriente.
Los turistas extranjeros quedan sorprendidos por la belleza con que se muestran los platos. Las parrillas aparecen a la vista de todos, lo que resulta muy atractivo.

La capital uruguaya se diferencia de Buenos Aires en cuanto a su ambiente de tranquilidad. La capital charrua, no esta plagada de colectivos y de un denso trafico, si no que es mucho más tranquila y agradable, como así lo es su gente, amigable y siempre con un termo de mate bajo el brazo.

Para los que vivimos en Buenos Aires visitar Montevideo es una opción recomendable para un fin de semana.
La empresa Buquebus brinda servicios fluviales diarios hacia Montevideo. La tarifa ronda los $300 aproximadamente, ida y vuelta.

Para mayor información, visitar: http://www.turismo.gub.uy/

29 de julio de 2011

Colonia del Sacramento, Uruguay

Colonia del Sacramento  es uno de los destinos turísticos más populares que tiene la República Oriental del Uruguay. Se encuentra entre la confluencia del Río Uruguay y el Río de la Plata.
Por su proximidad con la Ciudad de Buenos Aires, son muchos los turistas argentinos que la visitan diariamente, yendo y regresando en el día.

El Barrio Histórico de Colonia del Sacramento, ha sido designado por UNESCO en diciembre de 1995 como Patrimonio Cultural Mundial.
El casco histórico posee elementos arquitectónicos españoles y portugueses, ya que entre estos reinos se disputaron por mucho tiempo la posesión del actual territorio de Colonia del Sacramento. Las disputas finalizaron en 1777 con el Tratado de Sal Ildefonso, en el cual el actual territorio de Colonia paso a manos de los españoles por unos 30 años, para luego formar parte del Uruguay independiente de hoy en día.

Para aquellos que vivimos en Buenos Aires, lo recomendable es contratar el servicio de Buquebus o alguna empresa similar como Colonia Express o Caciolla, entre otras.
En mi caso, viaje con la empresa Buquebus.
El buque partió del Puerto de Buenos Aires a las 8:45 AM, arribando a la ciudad de Colonia a las 9:45 AM. Una vez allí se puede contratar el servicio de bus turístico para recorrer la ciudad o bien otra manera de recorrer la ciudad es a través de una especie de carros de golf o buggy’s.

El casco histórico es pequeño, así que la ciudad se puede recorrer tranquilamente en un día.
Para aquellos que quieran quedarse más días, existen paquetes que incluyen otra noche más en Montevideo.

En cuanto a los atractivos turísticos que no deben dejar de visitarse tenemos frente a la Plaza Mayor, el Faro de Colonia, construido en el año 1857 y debajo de este se encuentran las Ruinas del Convento de San Francisco Javier.
Se puede acceder a la cima del faro, tras ascender unos 120 escalones y pagar unos 4 pesos argentinos.

También, junto a esta plaza se encuentra el Museo Municipal (que exhibe documentos de interés del real de San Carlos), las ruinas de la Casa del Virrey, el Museo Portugués (s. XVIII) y la casa del arquitecto Paez Vilaró.



Otro atractivo que no hay que dejar de visitar es el antiguo Portón de Campo, con su puente levadizo y Muralla de Colonia. Este portón daba era una de las entradas a la ciudad durante la invasión portuguesa.

Cercano a este se encuentra la calle más famosa del caso historia, la Calle de los Suspiros. Calle típicamente portuguesa. Mantiene el trazado y pavimento original de empedrado.

La Basílica Del Santísimo Sacramento posee muros de piedra y ladrillos portugueses.

Tanto el Muelle como toda la zona que bordea a la costa es hermosa para pasear o tomar algo viendo el atardecer.

Fuera del casco histórico nos encontraremos con la antigua Plaza de Toros de 1910, a la cual no es posible acceder por su mal estado de conservación y estar en peligro de derrumbe.







En cuanto a los precios, debo decir que Colonia del Sacramento es una ciudad cara y en algunos establecimientos se pasan demasiado con los precios y se suelen aprovechar del turista.
No todo puede salir bien en un viaje y en mi caso tuve una mala experiencia en un Bar-Restaurante llamado “Dos Puertos”, ubicado frente al Puerto de Yates. Los precios elevadísimos, la atención de la peor y la comida en mal estado. Así que no les recomiendo ese lugar y traten de evitarlo.

Ya que estoy hablando de gastronomía, no deben dejar de probar el plato típico del lugar, que es el chivito. Pueden comerlo como emparedado o al plato. El emparedado de chivito es muy apetitoso y contiene carne a la plancha, jamón, queso mozarella, panceta (tocino), huevo frito, lechuga y tomate.
Un cocinero del lugar dijo que “Sería un crimen visitar Uruguay y no comerse un chivito”. Así que ya están avisados!

A eso de las 18:00hs (horario de invierno) los turistas empiezan a desaparecer y el casco histórico va quedando vació, reinando la tranquilidad.
Ya era de volver y me dirigí a la Terminal fluvial a embarcar nuevamente en el barco de Buquebus y regresar a mi Buenos Aires Querido.


Personalmente creo que Colonia del Sacramento  es una excelente opción para todos aquellos argentinos  que queremos conocer algo nuevo e ir y volver en el día. Por su proximidad a Buenos Aires y los servicios fluviales diarios que prestan empresas como Buquebus es fácil llegar a este maravilloso lugar y distraerse al menos por un día de la agitada rutina del día a día.
Es un lugar tanto para ir en familia, como para ir con amigos o pareja.
Asi que, no duden en visitar esta hermosa ciudad, no se arrepentirán.

Hasta la próxima!

Para mayor información visiten las siguientes páginas:

25 de junio de 2011

Recorriendo la Ciudad de Buenos Aires (parte III): El Caminito, La Boca

El Caminito es un símbolo de la Ciudad de Buenos Aires. Es un museo al aire libre. Todo turista tanto internacional como nacional, desea visitar este pasaje histórico de gran valor cultural y turístico ubicado en el Barrio de La Boca, muy próximo al Estadio de Boca “La Bombonera” y del Riachuelo.


Lo característico de este lugar, son las casas de madera y chapa pintadas de diversos colores, con sus típicos balcones y ventanas, que responden al estilo tradicional del conventillo de La Boca.
Antiguamente, en estas casas precarias habitaban inmigrantes genoveses, provenientes de Italia, que trabajan en el puerto.
Se comenta que el motivo por el cual las casas están pintadas de diversos colores, es porque los residentes de ese lugar no contaban con recursos para pintarlas, y por eso utilizaban los restos de la pintura que sobraban de las embarcaciones y que traían los marineros.


En el trayecto que hoy conocemos como El Caminito, pasaba una línea ferroviaria y esta zona era conocida como “La Curva”. Tiempo después, el tren dejo de funcionar y esta parte del actual Caminito se convirtió en un basural.
Con el paso de los años, en 1950 un grupo de vecinos del barrio formaron una Comisión y decidieron recuperar el lugar.
Benito Quinquela Martín, uno de los pintores argentinos más reconocidos, fue parte de esta Comisión. Él fue quien propuso el nombre de “El Caminito” para esta calle, inspirado en el tango del mismo nombre, compuesto en 1926 por Gabino Coria Peñalosa y Juan de Dios Filiberto.

Quinquela nos explica sobre la creación de El Caminito: “Un buen día se me ocurrió convertir ese potrero en una calle alegre. Logré que fueran pintadas con colores todas las casas de material o de madera y cinc que lindan por sus fondos con ese estrecho caminito (…)Y el viejo potrero, fue una alegre y hermosa calle, con el nombre de la hermosa canción y en ella se instaló un verdadero Museo de Arte, en el que se pueden admirar las obras de afamados artistas, donadas por sus autores generosamente”.

El domingo 18 de octubre de 1959, se inauguro oficialmente la Calle Museo Caminito.


Hoy en día, quien visita este lugar, se encontrara con una zona de mucho arte. Los artistas exponen sus obras a lo largo de El Caminito y además siempre hay parejas bailando tango sobre el empedrado de esta calle histórica.
Bordean al Caminito muchos bares y restaurantes, así como locales que venden recuerdos y souvenirs del lugar.


El recorrido en si, es breve, ya que la extensión de El Caminito es de 150 metros y no es recomendable alejarse del lugar, por la inseguridad de la zona.
El Caminito es el corazón de La Boca, un lugar que no pueden dejar de conocer en su visita a Buenos Aires.

Otros lugares que pueden visitarse en La Boca, son el Museo Quinquela Martín, en el cual se exponen obras de pintura y escultura de varios artistas del siglo XX.
Para los amantes del fútbol, les comento que en este barrio se encuentra el Estadio del Club de Boca, La Bombonera, uno de los equipos más populares de Argentina.


Próximo al barrio de la Boca, se encuentra San Telmo, otro barrio característico de la ciudad. Pero hablaremos de él en la próxima publicación. Hasta la próxima!

Para mayor información, visitar el sitio oficial de Turismo de la Ciudad de Buenos Aires: http://www.bue.gov.ar/

"El Caminito", desde mi cámara de fotos:




 

26 de mayo de 2011

Turismo Rural: Visitamos la Pulpería "El Torito" en Baradero



"Las pulperías. Lugar mítico, espacio real, escenario común, institución y leyenda. Fue refugio de la paisanada, encuentro obligado para el ocio y el esparcimiento, alto en la huella, punto de referencia social, reducto de los excluidos y provisión de vidas no reclamadas para la "defensa" de la frontera. Pero también fue el modo de vida elegido por el sencillo comerciante español primero, el criollo después y finalmente recurso del gringo". 
Extracto de "Historia de las Pulperías". Jorge A. Bossio

Las pulperías eran establecimientos comerciales, en donde se vendían todos aquellos productos que los pobladores necesitaban, como ser, vino, azúcar, aceite, remedios, ropa, tabaco, etc.
Además, este lugar, actuaba como un punto de referencia social, ya que se reunían a beber, jugar a los naipes, bochas y a conversar. Los más frecuentes en concurrir a estos tipos de lugares eran los gauchos de los alrededores y los forasteros que viajaban.

El aguardiente era la principal bebida que se expendía en estos negocios. Y a causa del alcohol, era normal que se armen riñas y peleas.
Otro función muy importante de las Pulperías, era la de comunicar las noticias y además eran carteros, ya que llevaban y traían cartas.
El pulpero atendía a los gauchos y forasteros, a través de una reja de madera o hierro, que servía de protección en caso de asaltos y robos.

León Bouché en su obra "La Pulpería, mojón civilizador"  nos dice sobre las pulperías: "… Fue el primer techo cobijador que encontró el hombre en su difícil soledad pampeana. Allí también sació su ardiente sed. Allí los hombres se sintieron hermanados cada vez que la libertad del país peligraba. Sarmiento las llamó ‘Club de gauchos’ y debió agregar ‘Escuela de machos’…".


Una de las pocas pulpería que siguen de pie y funcionando en la provincia de Buenos Aires es la Pulpería "El Torito", que se encuentra en la Ciudad de Baradero. 
Fue fundada por la familia Perata en 1880, con permanencia de tres generaciones.

Estaba ubicada sobre al antiguo Camino Real. Es en esta famosa e histórica senda, en donde fue trasladado Manuel Borrego, hasta Navarro, donde fue fusilado en 1828. También, por este Camino Real, transitaron carretas con mercaderías hacia el norte, diligencias y carruajes con figuras de la época, como es el caso de Camila O´ Gorman, el Padre Uladislao, el General San Martín y sus granaderos a caballo, que se dirigían al Combate de San Lorenzo el 31 de Enero de 1813 y el Dr. Ernesto “Che” Guevara, en 1940, entre otros.


Con la resolución número 71/06, el secretario de Turismo y Deporte de la provincia de Buenos Aires en ese entonces, Miguel Angel Cuberos, declaró el paraje “El Torito” como Interés Turístico Provincial.



Fue erigida en 1880 en plena zona rural con el objeto de proveer a los campesinos -propietarios y peones-, que hasta entonces debían recorrer largos kilómetros para abastecerse en el pueblo.
Pocos años después de su fundación, una comisión de vecinos anexaría a la vida social el Club Atlético “El Torito”, escenario de los tradicionales bailes de Navidad y Año Nuevo, con una pista de doma para jineteada, una cancha de fútbol, y un pequeño teatro.


El Almacén de Ramos Generales y Pulpería “El Torito”, servía de posta, para el aprovisionamiento de los jinetes, caballos y carruajes que recorrían estos lugares, de un lugar a otro, uniendo puesteros de campos, ciudades, parajes, postas, etc.

El Almacén de Ramos Generales y Despacho de Bebidas vendía además productos de tienda de ropa, madera, semillas, acopio de cereales, miel, artesanías, ferretería, artículos de limpieza, carnicería y verdulería; a su vez dejaban los cueros o artículos de talabartería para su reparación.




En la actualidad, esta Pulpería brinda a todos aquellos que quieran el servicio de  “Día de campo”.
Este “día de campo” consta de:
  • Almuerzo: Asado, chorizo casero, morcilla, pollo, ensaladas variadas y postre
  • Merienda: Cafe c/leche o te con tortas fritas y pastelitos
  • Actividades: Paseo en tractor, ponys para los chicos, reposeras, paseos en bicicletas, caminata, granja, pool, metegol, fútbol, circuito para cuatriciclos y mucho más.
El costo para los adultos es de $90 y para menores de 4 a 9 años, $45.
Se requiere previa reserva y 20% de seña, que puede ser abonada en sus oficinas en Martínez o bien con depósito bancario.
Para mayor información, visitar: www.eltoritopulperia.com.ar

8 de mayo de 2011

Turismo Rural: Visitamos la Ciudad de Baradero (Prov. de Bs. As.)

A 141 Km. al norte de la Capital Federal, se encuentra la ciudad de Baradero, a orillas del río Paraná, integrando el maravilloso paisaje del Delta.
Es uno de los destinos más elegidos para hacer turismo de fin de semana en la Provincia de Buenos Aires, sobre todo para porteños que van en búsqueda de mayor tranquilidad y contacto con la naturaleza.

Vista panoramica desde el Cristo de la Hermandad
 Fue fundada por Hernandarias el 25 de Julio de 1615, como una reducción de indígenas (Querandíes, Mbiguays, chanaes, guaraníes y charruas.)
Se dice que Baradero es la primera ciudad agrícola del país, fundada por los suizos.


En cuanto a los atractivos a visitar, tenemos el Paseo del Puerto. Ideal para aquellos que disfrutan de sentarse al lado del río, tomar mate y admirar la hermosa vista.

La Plaza Mitres es la más importante de la ciudad. En ella hay un monumento que representa la Revolución de Mayo y hay un homenaje al Ejército de los Andes. En la cima de este monumento se encuentra un Cóndor de bronce. (Mirando a la cordillera de los Andes) que tiene la actitud de escuchar la marcha y el ruido de las armas del general San Martín.
Además se encuentra el monumento al general San Martín, un retoño del Pino del Convento de San Carlos, donde el General San Martín dictara los partes de batalla, en San Lorenzo (Pcia de Santa Fe).
Dicha plaza cuenta con numerosa cantidad de árboles y está rodeada por frondosos jacarandaes.


Frente a la Plaza Mitre, se encuentra la Parroquia de Santiago Apóstol, otro importante atractivo a visitar en Baradero. Es uno de los edificios más importantes de la ciudad, por su estilo neogótico. Fue construido a principios del siglo XX.
Tiene rango de catedral, ya que en su torre se encuentran doce cruces que representan a los doce apóstoles. Es Monumento Histórico.

Un Museo muy interesante para visitar, es el Museo Alejandro Barbich (ex Juan Lavalle). Atesora la riqueza histórica y arqueológica de Baradero y sus casi cuatro siglos de vida.
Se pueden observar colecciones de la cultura aborigen pertenecientes al Cementerio Indígena (restos de alfarería, collares de cuentas vítreas, discos de latón), restos fósiles en la sala Paleontológica, además de indumentaria, documentos, fotografías, muebles e instrumentos, entre otros tantos objetos que pertenecieron a familias de la ciudad y a los colonos que habitaron estas tierras.




El Cementerio Indígena es Museo de sitio y un Centro de Interpretación cultural. Allí encontraremos cuatro grandes murales que expresan en imágenes: el mundo indígena en vísperas de la conquista; el arribo del mundo hispánico; la fundación y los acontecimientos ocurridos en la misión franciscana de Santiago del Baradero; y los conflictos interétnicos entre los nativos reducidos, los encomenderos y otros actores sociales, la explotación de la fuerza de trabajo indígena y las enfermedades endémicas.




La Colonia Suiza se encuentra al norte de la ciudad. Aquí se pueden adquirir artesanías, degustar productos regionales, realizar cabalgatas, pasar la noche en confortables bungalows o saborear riquísimos asados criollos.

Cabe mencionar que Baradero es muy conocido por su festival de Folklore, que se organiza anualmente. Estos recitales se desarrollan en el anfiteatro de la ciudad. Contaron en años anteriores con la presencia de Los Chalchaleros, Horacio Guaraní, Atahualpa Yupanqui, Mercedes Sosa, Soledad, Los Nocheros entre otras importantes figuras de nuestra música tradicional.


Y por último, pero no menos importante, sobre el antiguo Camino Real, se encuentra la Pulpería, Almacén de Ramos Generales y Despacho de Bebidas “El Torito”, creada en 1880, de la cual les contare en la próxima publicación. Es complejo histórico Nacional.






Buen domingo para todos!



1 de mayo de 2011

Recorriendo la Ciudad de Buenos Aires (Parte II): Plaza de Mayo

Plaza de Mayo
La Plaza de Mayo, es uno de los puntos históricos más importantes de la Ciudad. Inaugurada en 1580, fue nombrada así debido a la Revolución de Mayo que inició la independencia argentina de España en 1810.

Las escenas más comunes en un día de semana en la plaza, cuando no hay manifestaciones, son la de los oficinistas, que suelen trabajar en su mayoría en los bancos e instituciones públicas de la zona, yendo y viniendo agitadamente contrastando con los distendidos turistas que se sacan fotos y con aquellos que disfrutan una horas de ocio echados en el pasto tomando sol. Entre ellos se mezclan los escolares de uniforme o delantal que en contingentes guiados por los docentes visitan los históricos edificios, los vendedores de cintas, banderas y adornos con los colores patrios celeste y blanco; y los jubilados y niños dando de comer a las palomas.


Lugar testigo de grandes acontecimientos que marcaron a la Argentina como por ejemplo fue en este sitio donde el 17 de octubre del año 1945, los movimientos organizados por la Confederación General del Trabajo (CGT) lograron la liberación del General Juan Domingo Perón que fuera luego elegido como Presidente de la República.
Y fue uno de los escenarios de los conflictos sociales ocurridos el 19 y 20 de diciembre de 2001. A este acontecimiento se lo conoció con el nombre de Cacerolazo. Durante el día 20 la represión policial provocó varias muertes, algunas de ellas causadas en la propia plaza, en lugares que aparecen demarcados en la actualidad.

Además, esta Plaza es el punto de partida ideal, para empezar a recorrer la Ciudad. El Bus turístico tiene su parada número uno en este lugar.(http://www.buenosairesbus.com/)


La rodean monumentos de gran importancia y relevancia, como el Cabildo, La Catedral Metropolitana (donde descansan los restos de San Martín) y la Casa Rosada o palacio presidencial. Y en el centro de la Plaza encontramos la Pirámide de Mayo, que en realidad es un obelisco.
A sus costados, nacen importantes avenidas: Presidente Julio A. Roca, Presidente Roque Sáenz Peña y Avenida de Mayo.
Los atractivos y emblemas más importantes que rodean esta Plaza y que ningún turista debe perderse de ver y visitar son:


Pirámide de Mayo
1) La Plaza de Mayo: Durante un tiempo existió una recova que dividía la Plaza en dos: un sector llamado "Plaza Mayor", que luego sería renombrada como "de la Victoria", y otro conocido como "Plaza del Fuerte", renombrada posteriormente como "del Mercado" y "25 de Mayo".
En el centro de la plaza se encuentra la Pirámide de Mayo, construida en el año 1811 como manera de celebrar el primer aniversario de la independencia, después de que una junta derrocara al virrey de España.
Cabe aclarar que la verdadera pirámide esta dentro de esta.



2) Casa Rosada: sede del Poder Ejecutivo de la Nación Argentina desde 1862.


Casa Rosada
En el año 1776, cuando se creó el Virreinato de Río de la Plata, se convirtió en la residencia del virrey. Allí funcionaba antiguamente el Fuerte de Buenos Aires (Real Fortaleza de Don Juan Baltasar de Austria), que fue demolido parcialmente en 1882.


La fachada se caracteriza por su particular color rosado, y por la falta de simetría como consecuencia de la demolición parcial del ala sur en 1938. Fue pintada de este curioso color durante el mandato del presidente Domingo Sarmiento, quien escogió combinar el rojo de los Federalistas y el blanco de los Unitaristas, los dos partidos políticos más importantes.


Detrás de la Casa de Gobierno existe un foso donde pueden verse las ruinas de la Aduana Nueva o de Taylor, construida entre 1855 y 1857.
El edificio, de estructura semicircular, fue diseñado por el arquitecto Eduardo Taylor y por unas décadas se convirtió en uno de los símbolos de la ciudad. La aduana estaba instalada allí porque hasta finales del siglo XIX el Río de la Plata se extendía prácticamente hasta donde actualmente se encuentra la Plaza Colón, unos metros al este de la Casa Rosada.


Podrán visitar uno de los balcones más famosos del mundo, desde donde Juan Perón y su esposa Eva Duarte congregaron a los descamisados.

El cambio de guardia, con uniforme tradicional, se realiza en el ala sur del edificio a cada dos horas de 7:00 am a 7:00 pm.


El Museo de la Casa Rosada es un pequeño museo ubicado en un subterráneo que exhibe fotografías y objetos que pertenecieron a presidentes pasados. Se encuentra ubicado en Hipólito Yrigoyen 219. Abierto de lunes a viernes desde las 10:00 AM a las 6:00 PM, sábado y domingo de 2:00 a 6:00 PM. Entrada gratuita.

3) Catedral Metropolitana: posee una fachada de estilo neoclásico y un interior estilo barroco con pisos en mosaico. Alberga la tumba del máximo héroe de la independencia de Argentina, José de San Martín. Sus restos fueron repatriados desde Francia en el año 1880.
Teléfono: +54 (0) 11 4331 2845. Abierto todos los días de 9:00 am a 7:00 pm.
Se realizan tours de martes a viernes de 11:30 am a 4:00 pm, sábado y domingo a las 10:00 am.

Catedral Metropolitana de Buenos Aires


4) Cabildo de Buenos Aires: ubicado en Bolívar 65 y construido en 1610, fue muy importante en la lucha por la independencia de los españoles y fue la oficina del municipio de la ciudad entre los años 1580 y 1821.
Cabildo
Parte de su fachada fue demolida para la ampliación de la Avenida de Mayo y la Diagonal Sur, quitándole seis de sus once arcos. Lo que quedó de él fue reconstruido totalmente en 1940 para darle una fisonomía similar a la que tenía en 1810. Algunas habitaciones del Cabildo fueron utilizadas durante un tiempo como calabozos, y pueden observarse desde el patio del edifico.


En la actualidad es un pequeño museo que contiene una colección de pinturas antiguas y objetos importantes de la independencia.
Teléfono: +54 (0) 11 4334 1782. Abierto de martes a sábado de 11:30 AM a 6:00 PM, sábado de 2:00 a 6:00 PM y domingo de 1:00 a 6:00 PM.


5) Banco de La Nación: ubicado justo al este de la catedral en la esquina de 25 de Mayo con Avenida Rivadavia, es una de las obras arquitectónicas más impresionantes de Alejandro Bustillo. Fue construido hace más de 50 años y su característica más llamativa es una gran cúpula estilo neoclásico.
Entre 1857 y 1888, aquí funcionó el primer Teatro Colón.
Según la superstición popular, se dice que aquí existió una cueva de Salamanca, o sea, un lugar en donde el diablo y seres demoníacos celebraban aquelarres.


Avenida de Mayo
6) La Avenida de Mayo: Esta avenida une la Plaza de Mayo con la Plaza del Congreso. En ella se encuentran muchos de los exponentes arquitectónicos de la ciudad, así como algunos centros culturales y sociales emblemáticos de los porteños
En esta avenida se encuentran dos cafés que son un símbolo de Buenos Aires, el Café Los 36 Billares y el Café Tortoni.

7) Palacio de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires: sede del Poder Ejecutivo de la Ciudad de Buenos Aires. Fue construido entre 1891 y 1902, con base en un proyecto del arquitecto Juan Antonio Buschiazzo, combinando elementos de la arquitectura francesa, italiana y alemana.


Sin lugar a dudas, La Plaza de Mayo y sus alrededores, es un punto histórico muy importante para todos los argentinos. Ningún turista debe perderse de visitar todos estos sitios turísticos de gran importancia y relevancia.

Nos vemos en la próxima publicación, donde seguiremos hablando de los barrios más famosos de la Ciudad de Buenos Aires.

Saludos!

30 de abril de 2011

Mi texto viajero


Adoro viajar. Quiero dedicar mi vida a esto. Deseo vender sueños a otros y cumplir los míos.
Desde chica mis padres me inculcaron este hermoso hábito de conocer lugares y a medida que pasan los años, me voy formando y madurando, me voy dando cuenta de que no hay duda alguna de que quiero dedicarme a este mundo de los viajes.
Viajar es una experiencia que enriquece el alma, la mente, el corazón. Todos los sentidos se ven involucrados.
Cuando viajamos, el tiempo cobra una dimensión diferente y cada momento se convierte en una experiencia irrepetible.

Hermosa la experiencia de partir. Subirnos a un auto, avión, tren, barco….partir hacia un nuevo mundo y entregarnos a la aventura de los desconocido, alejarnos de lo rutinario.
Cada ser humano que conocemos en los viajes, es un mensajero de su cultura, de su tierra natal. Nos da su punto de vista de la vida. Gente que recordaremos siempre, pero que seguramente no volveremos a ver.
Paisajes que nunca olvidaremos. Anécdotas de por vida.
Pequeñas partes nuestras son dejadas en cada lugar a visitar. Y cada lugar que visitamos quedará en nuestro corazón eternamente.
Pero tarde o temprano hay que volver para luego partir otra vez.

Por eso te digo, viajero, camina siguiendo los latidos de tu corazón…y sigue descubriendo los lugares secretos que esconde nuestra hermosa tierra.
Agarra tu maleta y empecemos a soñar en nuestro próximo destino…el mundo esta lleno de maravillas a descubrir.

22 de abril de 2011

Recorriendo la Ciudad de Buenos Aires: Parte I (Bus Turístico)

Hoy en día, son muchas las ciudades que cuentan con el servicio de Bus Turístico.
Buenos Aires es una de ellas y cuenta con este servicio desde el año 2009. Así que, es algo bastante nuevo para la Ciudad y como futura licenciada en turismo, debo decir que hay mucho por perfeccionar en este sistema, ya que la demanda esta desbordada y el servicio y frecuencia no dan a basto para satisfacer a esta gran demanda proveniente de todo el mundo.
Además, la asistencia de los guías a bordo en cada bus,brindada al turista, es inexistente o deficiente.
El primer servicio se inicia a las 9:00 de la mañana, con salida desde el punto 0, localizado entre la peatonal Florida y Diagonal Norte, corazón del microcentro porteño. Recomiendo llegar bien temprano para sacar el boleto, ya que hay colas interminables y si se llega tarde, uno puede quedarse sin boleto y sin servicio.

Extensa cola para comprar los boletos del Bus Turístico.
En nuestro caso: una hora de espera.


El último servicio, parte a las 17:30 horas.
La tarifa para turistas extranjeros es de $70 (pesos argentinos) y para vecinos, residentes en la Ciudad de Buenos Aires, la tarifa es de $50 (pesos argentinos).
Los menores, entre 4 y 12 años abonan $35 (pesos argentinos) y los infantes (0 a 3 años), gratis.

El circuito consta de más de 12 paradas, en las cuales, los pasajeros, pueden subirse y bajarse las veces que quieran en el día, dependiendo del tipo de boleto que compren. Hay boletos validos para un día de uso o bien para dos días consecutivos de uso.
Hace poco tiempo, el circuito se extendió hasta el Barrio Chino, con lo cual se agregaron nuevas paradas y se modifico un poco el recorrido del mismo.
Como queja, respecto a esta extensión, tengo que decir que en la Web oficial del Bus Turístico de Buenos Aires, (http://www.buenosairesbus.com/) todavía no figura la actualización del recorrido.


Aproximadamente, la frecuencia es de 30 minutos, entre bus y bus, pero estos horarios están condicionados al transito que hay en la ciudad, factores climáticos o de fuerza mayor, como cortes.
El recorrido tiene una duración de 3 horas aproximadamente.
Todas las unidades cuentan con un sistema de audio automatizado que nos va  explicando lo que vamos observando desde el bus turístico. El pasajero puede seleccionar su idioma de preferencia.

Como bien les comente al comienzo, el bus parte desde Florida Y Diagonal Norte, y prosigue su itinerario parando en Plaza de Mayo, Congreso de La Nación, San Telmo, La Boca, Puerto Madero, Plaza San Martín, MALBA, Hipódromo de Palermo, Palermo/Rosedal, Barrio Chino, Recoleta y Plaza Lavalle.


En las siguientes publicaciones les voy a ir comentando que barrios y atractivos visitar en la Ciudad de Buenos Aires.


Sin lugar a dudas, el servicio de Bus Turístico es un producto importante en el mercado turístico y para la promoción de la Ciudad. Es una nueva manera de que los turistas recorran los atractivos de Buenos Aires.
Si bien el sistema es bastante defectuoso y hay muchos detalles que perfeccionar, este servicio es importante para la ciudad y para ayudar al turista a recorrer de una forma más sencilla y grata, la ciudad de Buenos Aires.