Pages

30 de junio de 2013

Machu Picchu, en busca de la ciudad perdida de los Incas.


Tras cinco días de recorrer las ciudades de Lima y Cusco, estábamos llegando al lugar más esperado y ansiado del viaje, Machu Picchu, uno de los destinos más populares del planeta. Elegida como una de las Siete Maravillas del Mundo Moderno y declarado en 1983 Patrimonio Cultural y Natural de la Humanidad por la UNESCO.
Hoy en día este sitio es denominado técnicamente como “Santuario Histórico de Machu Picchu”.

Primera fotografía que tomé en el "Santuario Histórico de Machu Picchu"
 Contratamos los servicios de la empresa PeruRail para llegar hacia el pueblo de Machu Picchu o Aguas Calientes.
Un dato a tener en cuenta, es que hoy en día, el tren no parte desde la estación ferroviaria de Cusco, sino que hay que tomar un servicio bimodal de bus + tren operado por la empresa PeruRail.
El servicio de bus parte de la estación  de Wanchac en Cusco. Desde allí son aproximadamente dos horas de viaje hasta la estación de trenes de Pachar. En esta estación uno aborda el tren que contrató previamente.
La empresa Peru Rail ofrece diferentes tipos de servicios: el Expedition, Vistadome, Andean Explorer y el exclusivo tren de lujo denominado Hiram Bingham.



Los diferentes servicios ofrecidos por la empresa Peru Rail
 
Otras de las opciones para llegar a las ruinas es realizar una caminata a través del famoso Camino del Inca, cuya duración es de 4 días, comenzando por el  Km 82 de la vía férrea entre Cusco y Quillabamba. 
Este es el camino que antiguamente conformaba el sistema vial del Imperio Incaico y hoy en día una de las rutas de trekking más famosos del mundo.

En nuestro caso, contratamos el servicio de tren denominado Vistadome de Perú Rail.
Desayuno a bordo del Vistadome
El Vistadome es un tren en el cual vamos a poder disfrutar del hermoso paisaje andino gracias a sus ventanales panorámicos.
En menos de una hora de iniciado el trayecto, personal de Perú Rail nos hacen entrega de un exquisito desayuno compuesto por infusiones, frutas, cereales y panqueques hechos a base de quinua.
Todo el trayecto está ambientado con una hermosa música andina, el soundtrack perfecto para acompañar los hermosos paisajes que vamos observando a lo largo de la travesía, bordeando el Río Urubamba.

Tras dos horas de viaje, arribamos a la estación de trenes de Machu Picchu. Allí, los pasajeros que contrataron una noche de alojamiento en el pueblo de Aguas Calientes, tienen la opción de dejar sus maletas en el guarda equipaje de Perú Rail de forma gratuita.
El equipaje permitido para llevar en el tren es un bulto pequeño por pasajero, que no supere los 5 kilos.  Así que hay tener en cuenta este dato para evitar problemas con la compañía. La mayoría optamos por dejar nuestras maletas en los depósitos de nuestros respectivos hoteles en la ciudad de Cusco. Al regreso las pasaríamos a retirar. Este es un servicio gratuito de guarda equipajes que ofrecen la mayoría de las empresas hoteleras a sus huéspedes.

La estación está inserta en un gran mercado artesanal. Este es el momento ideal para que recuerden comprar un piloto impermeable (5 soles peruanos). El clima en Machu Picchu es inestable. Durante el día llueve, sale el sol y se nubla. Por lo tanto, es recomendable ir siempre preparados en caso de lluvia.

Buses que realizan el trayecto de ascenso y descenso al Santuario
Una vez arribados y preparados, era hora de ascender hacia Machu Picchu. Para ello hay dos opciones: Tomar un micro de 20 minutos a través de la ruta Hiram Bingham, cuyo valor de ida y vuelta es de 18 soles peruanos. Este servicio opera diariamente desde las 6 AM hasta las 5 PM.
O bien, la otra opción es hacer el ascenso a pie, cuya duración es de aproximadamente una hora.



Ya en la cima, presentamos nuestros boletos de acceso a Machu Picchu. Recuerden llevar la Tarjeta Andina de Migraciones y el pasaporte en mano, ya que los mismos le seran requeridos por el personal del Santuario.
Al fondo, observamos la famosa montaña Huayna Picchu

La entrada tiene un valor de 128 soles peruanos. Además, recordar siempre comprar el boleto con antelación a su visita de forma electrónica en www.machupicchu.gob.pe
Si además desean hacer el ascenso a Huyna Picchu, el valor del boleto es de 152 soles peruanos. En este caso, siempre hagan la compra con varios meses de antelación, ya que solamente un grupo de 400 personas son autorizadas diariamente para ascender a la cima de esta “Montaña Joven”.
El ascenso se realiza desde la plaza principal de Machu Picchu por un camino, construido por los propios Incas, que se encuentra señalizado y en buen estado. La vista es impresionante: Machu Picchu en todo su esplendor, el cañón del Vilcanota y las montañas que lo rodean. La caminata dura entre dos y tres horas. Para escalar esta montaña hace falta tener un buen estado físico y no sufrir de vértigo, además de un buen calzado.

Vista panorámica de Machu Picchu desde  Huayna Picchu
En mi opinión, es fundamental contratar el servicio de un guía profesional que nos explique lo esencial sobre este lugar lleno de historia. En nuestro caso ya teníamos previamente contratado un servicio de guía con el operador Viajes Pacifico

“Machu Picchu” es en idioma quechua y significa “Montaña Vieja”. Este antiguo poblado andino está ubicado al sur de Perú  a 2490 metros de altura y fue construido en el siglo XV.
Lo que nos explica el guía, es que este lugar fue una de las tantas residencias de descanso de Pachacútec, primer inca del Tahuantinsuyo y gran reformador de esta cultura. Al llegar a esté lugar se vio impresionado por la belleza geográfica del lugar y ordeno la construcción de  un complejo urbano con edificaciones tanto civiles como religiosas. Fue residencia de la aristocracia, pero por sobre todo, santuario y centro de observación astronómica
Con la muerte de Pachacútec, sumadas a la Guerra Civil Incaica y la llegada del español a Cusco, Machu Picchu fue abandonada.
Esta es una de las teorías de porque el español nunca llego a este gran centro arqueológico incaico y del alto grado de conservación que presenta el lugar, que antes de su redescubrimiento estaba cubierto y protegido por una espesa capa de vegetación.

Esta “ciudad perdida” fue redescubierta  en 1911 por el historiador norteamericano Hiram Bingham. Este historiador quedo impresionado con lo que vio y con la ayuda de la Universidad de Yale, la Nacional Geographic y del gobierno peruano comenzó la investigación sobre este lugar.
En 1529 el gobierno de Perú autoriza a la Universidad de Yale a llevarse una gran cantidad objetos arqueológicos encontrados aquí, con la condición de estudiarlos y luego devolverlos al lugar de origen. Hoy en día, la mayor parte de esos objetos no han sido devueltos. Recién en el año 2011 la Universidad hizo de la devolución de una minina parte de los objetos que se llevaron para estudiar.

 Técnicamente hablando, el Santuario está dividido en dos grandes zonas, por un lado el complejo agrícola, compuesto por terrazas de cultivo, y por otro lado, el complejo urbano, donde se realizaban las principales actividades civiles y religiosas.
Dentro del complejo urbano, se destacan El Templo del Sol, utilizado para ceremonias relacionas con el solsticio de Junio. La plaza Sagrada incluye dos de las mejores edificaciones de este lugar: El Templo de las Tres Ventanas y El Templo Principal.


El Templo del Sol, Machu Picchu 
El Templo de las Tres Ventanas

Impresiona observar la cantidad de escaleras que hay en el Santuario (más de 100) de todos los tamaños. 

Alpaca en Machu Picchu.
Tinkuy Buffet

Luego del recorrido por los lugares más importantes de la ciudadela, a la hora del almuerzo, nuestro paquete, incluía un almuerzo buffet en el restaurante estratégicamente ubicado en la entrada de Machu Picchu. Hablamos de Tinkuy Buffet Restaurant. Es un típico "sistema de tenedor libre".  Sin bien los precios no son económicos, es la única opción para comer allí. De no ser así uno puedo optar por llevarse una vianda o bajar al pueblo de Aguas Calientes y almorzar allí, donde la oferta es mucho más amplia. Comparado con la ciudad del Cusco, los precios en Machu Picchu son excesivamente elevados




Como pasábamos la noche en el pueblo de Aguas Calientes y no teníamos apuro en volver, luego del almuerzo decidimos ingresar nuevamente al Santuario, pero esta vez sin guía, para recorrerlo de forma libre. La misma entrada puede ser utilizada para entrar las veces que uno desea en el mismo día. 

Admirando la belleza de tierras incas

En la segunda visita al Santuario, recorrimos libremente el lugar tomándonos nuestro tipo para observar semejante belleza, sentir su energía y por supuesto, tomar fotos y grabar vídeos del momento único que estábamos viviendo. Pero como bien nos dijó nuestro guía “Las mejores fotografías están aquí, en la cabeza”.

Antes de las 5 PM, tomamos nuevamente el bus para descender de Machu Picchu hacia el pueblo de Aguas Calientes.
Como Tip importante, recuerden sellar sus pasaportes a la entrada o salida del recinto con el sello de Machu Picchu. 
Sello de Machu Picchu en el pasaporte

Una vez finalizado el descenso al pueblo de Machu Picchu, nos dirigimos hacia el hotel “Taypikala”, donde íbamos a pasar la noche antes de emprender el retorno al próximo día hacia la Ciudad del Cusco.

Pueblo de Machu Picchu o Aguas Calientes
Al otro día, realizamos el check out y la recepcionista del hotel nos informa que todos los servicios de trenes estaban cancelados por un derrumbe en la línea ferroviaria.
Tras 7 horas de espera en la estación de trenes, nos informaron que se restablecería el servicio y que todos los turistas que estábamos varados volveríamos a la ciudad de Cusco.
Y así fue, tras 7 horas de demora, 2 horas de viaje en tren y dos horas en bus, arribamos por la madrugada a la ciudad de Cusco, para emprender nuestro retorno hacia Buenos Aires. 

Sin lugar a dudas, Machu Picchu es un lugar mágico y misterioso. Un lugar soñado por todos. Estar allí es sentir la energía y la historia viva de los incas. Machu Picchu es una prueba de que las ilusiones se pueden hacer realidad.  Machu Picchu es un gran enigma. Y eso es justamente lo que más nos atrae de este imponente lugar, que esta cubierto de una gran capa de misticismo  que aun hoy en día los historiadores no pueden descifrar.

No hay comentarios: