Pages

30 de septiembre de 2016

Experiencia en el Tren Allegro de alta velocidad entre Helsinki y San Petersburgo

Tren Allegro en el andén 9 de la Estación de Helsinki, Finlandia
La decisión de viajar un día a la ciudad de San Peterburgo en Rusia fue tomada gracias a la existencia de este maravilloso medio de transporte que fue inaugurado el 12 de Diciembre del año 2010. El tren de alta velocidad Allegro conecta las ciudades de Helsinki con San Peterburgo en 3 ½ horas, alcanzando los 220 kilómetros por hora.

Como solo iba a realizar un day tour a está ciudad rusa, opte por comprar el servicio de tren que salía a las 06.20hs de la mañana desde la Estación central de trenes de Helsinki (en finés, Helsingin päärautatieasema).
Al ser solo un viaje de tres horas y medía, alrededor de las 10.00hs ya estaría en la hermosa ciudad de San Peterburgo y tendría todo el día para recorrer los puntos más turísticos e importantes de la ciudad. La vuelta la emprendería a las 20:30hs del mismo día.
Las frecuencias van a depender de la temporada, pero generalmente hay de dos a tres salidas por día de este tren en ambos sentidos del ramal.

Destino San Petersburgo, Rusia
El ticket lo compré a través de la web los trenes finlandenses operados por la compañía VR https://www.vr.fi/cs/vr/en/frontpage
Allí uno selecciona las fechas, los horarios, los asientos y se abona con tarjeta de crédito. El ticket electrónico les llega por e-mail apenas finalizan la compra y el sistema les da el número de reserva.
El día del viaje no tienen más que presentar el ticket electrónico ya a bordo del tren con su respectiva documentación. Este tren sale desde el anden número nueve de la Estación de Helsinki.



Una gran ventaja y beneficio que tenemos los ciudadanos argentinos es que no precisamos de una Visa para entrar a Rusia. En el caso de los ciudadanos de los los países de la Unión Europea, México, EEUU, Australia, Canadá, entre otros, necesitan tramitar un visado turístico para ingresar. De igual manera que los ciudadanos rusos lo necesitan para viajar hacia esos países.
El visado se tramita antes del viaje en el Consulado Ruso más cercano.

Coche de Primera Clase del Tren Allegro
El tren cuenta con con una capacidad de 337 asientos divididos en 7 coches.
Se ofrece la categoría turista o de primera clase y en todo el tren hay servicio de wifi gratuito y enchufes eléctricos.
Si uno opta por la compra de un asiento en primera clase, este incluye el servicio de desayuno o de cena, dependiendo del horario del servicio contratado.
En mi caso, opté por abonar la categoría de primera clase y unos minutos después de comenzar el trayecto, personal del tren nos sirvió a los pasajeros un desayuno muy abundante y completo.

Desayuno de primera clase en el Tren Allegro
El tren también cuenta con un vagón restaurante, un sala de conferencias, otro vagón con juego para los niños y uno para personas con capacidades diferentes.

En territorio finlandés, el Allegro realiza cinco paradas antes de alcanzar la aduana en la estación de Vainikkala en Finlandia, mientras que, en su tramo ruso, se trata de un recorrido sin paradas desde la estación finlandesa de Vyborg hacia San Petersburgo.
Una vez que los pasajeros llegan a una de estas dos estaciones, no les está permitido abandonar el tren hasta haber pasado la frontera y la aduana.
Las estaciones en las que se estaciona son Helsinki, Pasila, Tikkuirila, Lahti, Kouvola, Vainikkala en Finlandia y en Rusia Vyborg y San Petersburgo.

En cuanto a los trámites migratorios, estos se realizan a bordo del tren, lo cual representa otra gran ventaja de utilizar este medio de transporte en lugar del avión. El viaje en avión entre Helsinki y San Peterburgo ronda la hora, pero a esto debemos sumarle el tiempo previo para llegar al aeropuerto y el tiempo para realizar aduana y migraciones.
Mientras el tren esta realizando el trayecto entre las ciudades de Kouvola y Vainikkala, son los oficiales de Finlandía los que solicitan y controlan el pasaporte. Luego, mientras el tren realiza el trayecto entre las ciudades de Vyborg y San Petersburgo los oficiales rusos realizan el control de pasaportes.
Hay que llenar un formulario para entregárselo a los oficiales rusos donde se completan datos básicos como nombre, apellido, fechas de viaje y nacionalidad.
En mi caso particular, una oficial me solicitó el pasaporte y yo se lo entregue junto al formulario. El pasaporte lo pasan por una especie de escáner, pero por algún problema no podían pasar el mío, con lo cual la oficial llama a otra para poder chequear esto.
Sello de entrada a Rusia
La otra oficial abre el pasaporte en la hoja donde está la foto y me empieza a mirar muy detenidamente, como si algo no estuviera bien. ¡Creo que estos son los momentos donde uno se pone nervioso! Además, estas oficiales no hablaban ni ingles ni español, solo ruso. A veces el idioma genera una barrera muy grande entre las personas.
Pero finalmente pasan otra vez el pasaporte por el escáner y me sellan el pasaporte.
Nuevamente la historia de repite (Leer: Mi ciudad de entrada a Europa: Fráncfort del Menoy fue feliz con el ruido del sello, que va a quedar siempre como recuerdo en mi pasaporte.

No esperen que sea un típico viaje de relax en el tren donde van a poder dormir. Acá es muy difícil ya que son continuos los chequeos  de la policía finlandesa y rusa, pidiendo pasaportes y visados, realizando registros o rellenando formularios casi durante todo el trayecto del viaje.
Además del control migratorio, también se encuentra presente personal de la aduana que solicita abrir los bolsos y valijas que uno lleve consigo en el viaje.
Luego de finalizar con los controles migratorios y aduaneros, existe la posibilidad de cambiar divisas a bordo del tren. Este servicio lo brinda una persona que va recorriendo el tren y ofreciendo cambiar moneda si uno desea.

Los paisajes que uno observa desde la ventana son realmente hermosos, es como estar viendo un documental de naturaleza. Se observan bosques con diferentes tonalidades de verdes y de vez en cuando aparecen pequeños lagos a sus costados. El viaje es muy ameno y las horas se pasan rápido.
No puedo evitar no pensar en las historias que aquí habrán sucedido durante la época soviética.

Vistas desde el tren Allegro
Vistas desde el tren Allegro
Vistas desde el tren Allegro. Arribando a San Petersburgo
Luego de tres horas y medía había llegado a un nuevo destino, a San Peterburgo.
El tren me dejo en la estación de trenes de Finlyandskiy y esta estación está comunicada a la estación de metro "Ploschad Lenina" (Plaza de Lenin)
Es justamente a esta estación de trenes donde Lenin llegó para implantar la Revolución. Es por este hecho histórico que al frente de la estación nos encontramos con la Plaza de Lenín y en sus centro se encuentra una erigida una estatua de él, rememorando aquel día.

Lenin en la plaza de Lenin, estación de trenes Finlandsky.
Estación de trenes de Finlyandskiy en San Petersburgo
El shock por el idioma y por los carteles en cirílico fue grande.
Comenzaba una nueva aventura.  Tenía que llegar a la zona turística de esta ciudad donde me encontraría con una guía rusa que hablaba español, y si bien tenía una idea de como hacerlo, tras caminar unas 15 cuadras, empezaba a dudar si iba por la dirección correcta.
Pregunté a varias personas pero ninguna hablaba inglés o español, solo ruso. Hasta que una persona me hizo una señal con la mano de que siga derecho por la avenida donde estaba caminando. 
Y así fue, y llegue a la zona turística de la ciudad. Y mis ojos no podían creer lo que veían... me quedé fascinada ante tanta belleza arquitectónica.

¡Pero les contaré más sobre mi experiencia en esta ciudad en la próxima entrada de Archivos Viajeros! До свида́ния. (Adiós en ruso)



1 comentario:

Luca dijo...

Es Increíble saber que con un solo tren ya podemos pasar de Finlandia a Rusia en solo 3hs! guau.. Ademas con el lujo que se viaje.
Gracias por la información en cuanto a la documentación, no siempre se sabe que formularios uno tiene que llevar.